Monasterio de Roussanou

Sobre una esbelta roca de una pieza, después de Agios Nikolaos Anapafsas, en el camino que conduce desde Kastraki hasta la Sagrada Meteora, nos encontramos con el pintoresco Monasterio de Roussanou o Agia Barbara, a una altura de 484 metros.

El nombre Roussanos es difícil de explicar, incluso desde los años antiguos, se debe, con toda probabilidad, al dueño del mismo nombre, autor del “antiguo Roussanou”. Sus fundadores oficiales y restauradores del Monasterio son  los hermanos San Joasaf y San Máximo, que provenían de Epiro. Estos  recibieron la piedra de Roussanou, donde se conservaban restos de la antigua iglesia de Metamorfosis, y levantaron una nueva iglesia (katholikó) del mismo nombre con muchos peligros, esfuerzos y gastos en los años 1527-1529. Los Santos organizaron la hermandad monástica dentro de un estricto cenobio, las órdenes ascéticas que registraron en su testamento.

La limitada extensión de la roca no permitió el crecimiento en altura del conjunto del Monasterio. Bajando algunos peldaños, hacia la planta de en medio, a nuestra derecha , encontramos la capilla de Santa Bárbara. Directamente en el pórtico  hay un amplio lugar, donde se exponen algunas reliquias del Monasterio.

En la parte izquierda del pórtico se encuentra la iglesia consagrada a la Metamorfosis de Cristo. La iglesia sigue el estilo del Monte Athos y  en 1560 fueron realizados los importantes frescos por el conocido hagiografo Tzortzis. La realización del fresco se hizo cuando era abad Arsenios († 1580) y constituye un excelente ejemplo de la “Escuela de Creta”.

En el Monasterio durante los años 1565-66 funcionó un taller bibliográfico, con el monje Partenios como escribano.

Desde 1988 se instaló en el Monasterio una monástica hermandad de mujeres.

 Horario de verano: 9:00-17:00 Excepto Miercoles

Horario de invierno: 9:00-14:00 Excepto Miercoles

  (+30)24320-22649

VER EN EL MAPA