Monasterio de Varlaam 

Sobre una de las rocas de más considerable tamaño y abruptas de Meteora, a una altura de 551 metros, se alza el Monasterio de Varlaam.

El Monasterio debe su nombre al primer morador de la roca, el Santo ermitaño Varlaam,contemporáneo de San Atanasios Meteoritis, que fue asceta allí a mediados del siglo XIV.

Fundadores y organizadores de la vida del cenobio del Monasterio son los Santos hermanos Teofanis (†1544) y Nektarios (†1550) que provenían de Ioannina, de la familia señorial Apsadon. En 1517/18, los atletas de Cristo instalaron su palestra ascética en la piedra de difícil acceso de Varlaam. Los dos Santos, con muchos esfuerzos, junto a sus obedientes Santos Benedicto y Pacomio, reformaron en una primera fase la iglesia de los Tres Jerarcas, a cuyo honor habia consagrado su ermita el antiguo ermitaño Varlaam.

En 1544 fue llevada a cabo la construcción de la majestuosa y hermosa iglesia de Agion Panton (de Todos los Santos), que sigue el estilo del Monte Athos. El retablo tallado, cubierto de oro, bello estéticamente, tiene excepcionales iconos  Despóticos y termina en un Cristo Crucificado.

Los maravillosos frescos del Altar y de la iglesia principal fueron realizados en 1548 por el gran inspirador hagiografo de Tebas Franco Catelano, representante de la llamada “Escuela Noroeste”, mientras que el nártex fue decorada con frescos en 1566 por los hermanos hagiografos sacerdote Georgios y Franco Kontari, también de Tebas.

En 1627, cuando era abad Cirilo y su hermano Sergios, fue restaurada la antigua capilla de los Santos Tres Jerarcas, mientras que  diez años más tarde (1637) fueron realizados los ejemplares frescos por el gran hagiografo sacerdote Ioannis, que provenía de Stagón.

En el Monasterio se conserva y recientemente ha sido reconstruida la antigua torre con un vrizoni en el extremo noreste de la roca y fue construido en 1535/6.

En la parte norte del conjunto de edificios hay un “vagenario” con un enorme barril de madera de roble, con capacidad de trece mil litros.

En la parte norte de la roca, desde el punto de vista arquitectónico, tiene interés el recuperado antiguo hospital-asilo  del Monasterio. La iglesia contigua de Agion Anargyron fue construida para prestar servicio a las necesidades de los monjes enfermos (finales del siglo XVI).

De las otras construcciones del Monasterio merece la pena visitar en la parte suereste, la nueva sacristía hecha de piedra, en la cual se exponen importantes reliquias de la época bizantina y posbizantina.

En el Monasterio de Varlaam, durante medio siglo más o menos, funcionó un importante taller de arte de bordado con oro (2ᵃ mitad del siglo XVI- 1ᵃ mitad del siglo XVII), con el monje Arsenios (1583-1620) como  principal bordador con oro y primer maestro. El precioso y conocido epiafio bordado con oro está expuesto en la sacristía del Monasterio, obra de Romanos  bordador con oro de Varlaam (1609). También en el cenobio de Varlaam funciona un taller bibliográfico, en el cual se copiaban con cuidado los libros eclesiásticos necesarios, y también textos patrísticos sobre la formación teológica de los monjes. Los códices manuscritos del Monasterio de Varlaam ascienden a 298. Muchos de estos manuscritos están adornados de manera excepcional con elaboradas decoraciones policromas, con impresionastes iniciales, hermosos títulos que decoran la nueva sacristía-Museo.

 Horario de verano: 9:00-16:00 Excepto Viernes  Horario de invierno: 9:00-15:00 Excepto Jueres y Viernes

 +30 24320-22277

VER EN EL MAPA